¡Saludos a todos! Este mes he tenido la oportunidad de estrenar, ya era hora, uno de mis más ansiados regalos de reyes. Aún recuerdo la emoción que sentí al abrir el envoltorio de mi primera Leuchtturm 1947, y sentir el tacto de la robusta portada. Estaba deseando empezar con aquella maravilla, pero por otro lado, consideraba un desperdicio deshacerme de mi primera libreta, a la que aún le faltaban bastantes páginas a pesar de que hacía casi un año que la usaba. Así que decidí esperar a terminarla, y ahora que casi acabamos Marzo, ya tengo el manejo suficiente como para poder hablar de ella. ¿Quieres saber mis primeras impresiones acerca de esta conocida libreta?

leuchtturm1917.png

Características del producto

En mi caso, como véis en la imagen, es una libreta tamaño A5 con pautado de puntos. Escogí el color morado porque es de mis favoritos, y también porque los colores verde y marrón estaban agotados cuando fueron a comprarla (o eso me dijeron cuando me la regalaron) de todas formas, el  color de la portada es muy intenso, mucho más de lo que se aprecia en cualquier foto que puedas encontrar en las redes sociales.

IMG_20170320_120738.jpg

Cuando abres la libreta, lo primero que ves es un índice (que nos ahorraremos de hacer a mano) para que apuntes la página y el concepto. Y otro maravilloso detalle: las páginas están numeradas. En mi anterior libreta olvidaba con bastante frecuencia anotar el número de las páginas, y me parecía una tarea algo tediosa que dedicaba a hacer de vez en cuando, cuando estaba aburrida, sin embargo, ahora ya no tengo por qué.

Por otro lado, el famosísimo pautado de puntos. Tengo que aclarar que mi anterior libreta era de hojas lisas, con lo que me daba una libertad absoluta para hacer toda clase de plantillas y distribuciones. El pautado de puntos es un arma de doble filo: por un lado, me voy a asegurar de que nunca tendré una línea torcida, si los uso como guía para los trazos, pero por otro lado, me limita un poco el diseño de la libreta, ya que (al menos yo) tiendo a pensar en “cuadritos” y haré las distribuciones usando las guías de pautado, y no con la regla. De hecho, diseñar mi primer planning mensual ha sido toda una proeza, aunque iré mejorando poco a poco. ¡Todo es cuestión de acostumbrarse!

Primeras impresiones

Lo primero que me llamó la atención fue el grosor del papel. Tengo que aclarar que mi primera libreta fue una monologue (una marca australiana muy poco conocida) cuyo papel tenía un gramaje de 100gr/m². En la Leuchtturm, el papel es de unos 80gr/m², por lo que el riesgo de que la tinta traspase se multiplica. Hasta ahora, sólo he usado los bolígrafos Staedtler, ya que al ser de punta fina, de alguna manera pensé que el riesgo de traspaso se reduciría, y lo cierto es que se nota un poco, pero muchísimo menos de lo que esperaba. Llevo unos ocho meses usando estos bolígrafos y en mi anterior libreta nunca me dieron problema.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que tiene dos cintas marcapáginas. Me parece un gran acierto, porque con una siempre me quedaba corta, y recurría al uso de post-it que acababan arrugándose en el bolso. Así, puedo dedicar una cinta al mes en el que esté y la otra en la planificación diaria: así podré moverme por el BuJo con agilidad. No es imprescindible, pero nunca están de más.

Finalmente, el bolsillito trasero para llevar pegatinas y pequeños documentos. Lo considero un imprescindible en cualquier libreta de uso diario, donde guardo toda clase de cosas (tickets, anotaciones sueltas, pegatinas… hasta láminas de acetato para trazar líneas rectas). Sin embargo, lo encuentro un poco estrecho; en mi anterior libreta disponía de mucha más amplitud.

Conclusiones

¿Merece la pena gastarse entre 15 y 20 euros en esta libreta?

Depende.

Si va a ser tu primer Bullet Journal, no te la compres. Practica con otra que sea más asequible, y sobre todo, piérdele el miedo a equivocarte. Experiementa con la configuración mensual, semanal y/o diaria que mejor que adapte a ti, y una vez que tengas claro tu estilo y que no tengas reparo en “manchar” la libreta, entonces hazte con una y disfrútala.

Si ya tienes experiencia con el método Bullet Journal, igualmente no tienes por qué comprarla. Hay alternativas muy buenas y recalco que cualquier libreta sirve para empezar. La Leuchtturm es una libreta muy buena, pero no es imprescindible tener una, por muy bonitas que sean las fotos en redes sociales.

Yo he estado 13 meses usando una libreta de gran calidad, a la que siempre voy a tener mucho cariño, y tenía ganas de probar algo nuevo como el pautado de puntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s