Una famosa línea de supermercados alemanes está ya en promoción navideña: este año, aparte de los alimentos típicos que se consumen en estas fechas, ha incluido en sus anuncios televisivos la sugerente idea de entretener a los más pequeños con los sets de manualidades que ofrecen: Entre ellos, se mostraba un kit de embossing. ¡No podía desperdiciar esta oportunidad!

Kit de embossing 2.png

Lo primero que me llamó la atención fue el precio. ¡25 euros por un set de 23 piezas! En muchas tiendas online, sólo la pistola de calor y los polvos de embossing ya cuestan eso, así que lo compré dudando bastante de su calidad, pero debo confesar que estoy más que satisfecha con la compra.

Apenas llegué a casa, inspeccioné cuidadosamente el contenido del set, compuesto por:

  • Una pistola de calor
  • Tres tarros de polvos de embossing (transparente, dorado y plateado)
  • Un rotulador de embossing
  • Seis sellos con motivos navideños
  • Un limpiador de sellos
  • Nueve tintas en colores variados
  • Dos plantillas con letras y números

Elementos del kit.png

Así que, ni corta ni perezosa, me dispuse a probar todas las opciones que este kit me ofrecía.

Para lo que no conozcáis la técnica del embossing, aquí os dejo un par de ejemplos en vídeo, pero por lo general, consiste en fundir una serie de polvos plásticos con calor, de manera que se quedan adheridos al papel y le dan brillo y textura. Se puede aplicar a sellos, usando una tinta especial para esta técnica, o bien escribir con un rotulador de embossing y adherir los polvos posteriormente.

 

Probando las tintas:

Lo primero que hice fue comprobar la calidad de las tintas. A primera vista, no parecen gran cosa: las típicas almohadillas de tinta espesa que puedes encontrar en aliexpress o en bazares. Hice una prueba estampando uno de los sellos del kit. Tengo que admitir que, me veía venir el desastre con colores claros, como por ejemplo, el tono amarillo; el marrón fue también un poco decepcionante, menos mal que tengo tinta de ese color en mi inventario. Con otros colores, como los azules, morados y el intensísimo negro me han sorprendido gratamente, pues su pigmentación es uniforme y los colores, intensos.

 

Muestrario de tinta.png
¿Veis el estampado amarillo, en el centro? Yo tampoco.

Lo cierto es que, si estás empezando, este set de tintas te va a venir muy bien, puedes practicar estampando algún detallito navideño en las tarjetas de los regalos, o incluso usarlos en tu agenda, ya que su reducido tamaño los hace muy prácticos. Al final del post os doy un par de ideas sobre cómo aplicar esta técnica en vuestros planificadores.

Probando el embossing.

Por fin, había llegado el momento: llevaba años viendo en YouTube cómo se usaban los sellos, cómo se aplicaban los polvos y cómo se derretían con la pistola, y por fin iba a hacerlo. ¡Qué emoción!

De lo primero que me di cuenta es de que no había una almohadilla de tinta transparente especial para embossing, de modo que tendía que usar el rotulador. Dibujé un corazón y le apliqué los polvos blancos… cual fue mi asombro a ver que se volvían transparentes cuando se calentaban. Así que los polvos que pensaba que serían blancos, quedan con un efecto brillante precioso, al que se lo puede sacar mucho partido si en vez del rotulador usas… sí, lo habéis adivinado: las almohadillas de tinta. Así que, de nuevo, estampé tres veces el mismo sello en tinta roja, para ver el contraste con los diferentes polvos:

Muestrario del kit de embossing.png
izda: polvos transparentes / centro: polvos dorados / dcha: polvos plateados

¿Qué os parece? Para ser la primera vez, no está nada mal. Lo que sí recomiendo es pasar antes una finísima capa de polvos de talco, para evitar que gránulos indeseados de adhieran al papel.

Aunque en la foto no se aprecie, la mezcla entre la tinta roja y los polvos dorados deja un tono cobrizo de lo más curioso. Estoy deseando experimentar con todas las posibilidades.

¡Ah, se me olvidaba! tras el uso intensivo que le di al sello, lo limpié con el producto que venía en el conjunto, y lo cierto es que cumple su función. No obstante, prefiero seguir usando mi limpiador casero, que me da resultados inmejorables.

Ejemplo de uso:

Una vez estado el set, quise experimentar un poco:

Aplicacion del kit de embossing.png

Estos cuatro recortes van a ir directos a mi planificación de diciembre. El de abajo del todo ha sido imposible de capturar, pero os aseguro que el verde es intenso y contrasta lo suficiente con la cartulina negra.

Conclusión:

¿Merece la pena? Desde luego que sí. Este set tiene todo lo que necesitas para comenzar. Muchos de los elementos que incluye son difíciles de encontrar en tiendas físicas en muchos puntos de España, empezando por la misma pistola de calor, o el limpiador de sellos. Si ya tienes herramientas para esta técnica, obviamente puedes dejar pasar este set, ya que no traes nada nuevo para ti.

Voy a aprovechar estas navidades para regalarme una almohadilla de tinta de embossing y algunos polvos de colores que me gusten, para ir poco a poco haciéndome de materiales.

 

Y esto ha sido todo
¡nos vemos en la próxima entrada!

CIMG1137.JPG

 

Anuncios

Un comentario en “Kit de embossing: review de productos Crelando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s