Lo que más me gusta del Bullet Journal es que puedo distribuir y ordenar la información como mejor me convenga. En mi caso, planifico mi rutina semanalmente, pues tengo tareas que no sé exactamente qué día las voy a hacer; o bien, las tengo que realizar dos veces por semana, pero da igual si es un lunes-miércoles o un jueves-viernes.
Además soy profesora particular, y algunos de mis alumnos por motivos personales o de salud no tienen un horario fijo de clases conmigo, de modo que cada semana me cambian el día y la hora.
Por todos esos motivos, la vista semanal es la que mejor se adapta a mi estilo de vida, y si necesito más espacio, uso notas adhesivas o continúo escribiendo en la hoja siguiente sin problemas.

Si eres de los indecisos a la hora de planificar tu semana y no quieres imitar a las agendas convencionales, aquí tienes tres composiciones que seguro que te serán de utilidad.

Plantillas semanales

Lo primero que tienes que tenes en cuenta es qué quieres que aparezca en tu vista semanal. Anótala en una colección concreta de tu Bullet Journal o en una hoja aparte. Yo hice una lista que incluía:

  1. Vista semanal con espacio donde escribir
  2. Registro de hábitos semanal
  3. Registro de pagos de mis alumnos
  4. Recuento del número de horas invertidas en la academia
  5. Espacio para las tareas de la semana que viene
  6. Vista mensual en miniatura del mes

Parecen demasiadas cosas para una libreta A5, pero no sólo he conseguido agruparlos, sino que muchas semanas me sobra espacio para decorar. Las he titulado “Mejor prevenir que olvidar”, “Ser flexible es importante” y “No he parado en todo el día”.

Nota: para preservar la intimidad de mis alumnos y de mi vida privada, todos los datos aquí expuestos son ficticios. (Además, ¿Quién iba a trabajar tanto durante la semana de vacaciones?)

Vista semanal 1: “Mejor prevenir que olvidar”

Vista semanal 1

Aquí vamos a dividir la libreta en dos. En una hoja dispondremos la semana, y en la otra pondremos tareas para hacer a lo largo de la misma, que no tienen un día específico; y todos los registros.
En este caso, he dividido la hoja en ocho cuadros, uno para cada día de la semana; y uso el que sobra para poner tareas que migrar a la siguiente semana, o bien la decoro, o apunto cosas que no me caben en otros casilleros.
Puedes dividir la página en seis y agrupar juntos el sábado y domingo, así tendrás un casillero más grande.

En la otra página voy a disponer el resto de los elementos: el seguimiento de rutinas, el del alumnado, la vista mensual  y las tareas para hacer a lo largo de la semana. Aquí te dejo una imagen detallada:

Detalle Semanal

¿Qué significan las flechas? La que apunta a la izquierda, representa una tarea para hacer antes de la fecha indicada. La que apunta a la derecha, es una tarea para hacer a partir de la fecha que acompaña.

Vista semanal 2: “Ser flexible es importante”

Aquí vamos a dividir la página en dos mitades, pero esta vez de manera horizontal. En una de las partes vamos a trazar los casilleros de la semana (divido entre seis, agrupando el fin de semana para que el jueves no ocupe la espina del cuaderno) y en la otra parte, dispondremos las tareas semanales y registros.

Vista semanal 2

Lo bueno de esta distribución es que si sabemos que vamos a tener una semana ocupada, podemos alargar las celdas un poco más. Hay incluso gente que directamente no traza la línea horizontal, sino que cierra cada día por separado y formando “escalones” para representar gráficamente lo ocupada que han tenido la jornada. (Si queréis, puedo hablaros en otro post de ese sistema en concreto)

De nuevo, tenemos espacio para las tareas semanales y los seguimientos.

Vista semanal 3: “No he parado en todo el día”

Esta es, con diferencia, mi distribución favorita, y la que uso actualmente. De hecho, en este caso la foto es una imagen real de mi Bullet Journal.

Vamos a dividir cada página en cuatro partes, creando un total de ocho celdillas. Puedes usar siete, una para cada día; o seis, agrupando el fin de semana como ya hemos visto en otros casos.

Ejemplo Semanal

Como podéis ver, tanto las tareas futuras como las que abarcan toda la semana no caben en esta disposición. Puedes solucionarlo “sacrificando” el domingo, y agrupando todo el fin de semana. Pero gracias al sistema de flechas que explico más arriba, pongo la tarea en el día que empieza o acaba el plazo, y la flecha correspondiente. Así ahorro un montón de espacio.
Con respecto al futuro, ahora lo que estoy haciendo es ayudarme tanto de la disposición mensual, si es una fecha que sé que es inamovible como un concierto, un cumpleaños o el estreno de una película, ; como de notas adhesivas para fechas variables que pueden cambiar a última hora, como una reunión de trabajo o de amigos ¿Cuántas veces lo has anotado en la agenda y lo has tenido que tachar porque se suspende o cambia de día u hora? Migrando la tarea con un post-it te ahorras algún que otro uso del corrector.

 

Y esto ha sido todo por hoy. ¿Qué otros sistemas conoces para organizarte la semana? ¿Cuáles son tus imprescindibles en una vista semanal? Yo ahora estoy un una nueva fase de experimentación, así que pronto veréis por aquí nuevas plantillas.

Anuncios

6 comentarios en “Tres plantillas semanales para tu Bullet Journal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s